11-portada
Los poemarios de la joven artista ya fueron traducidos a más de treinta idiomas y encabezaron la lista de los más vendidos alrededor del mundo. Con la llegada de sus obras a la Argentina, también llegó la historia de una mujer guerrera y resiliente.

Rupi Kaur, la voz de la mujer moderna

El arte muchas veces encuentra su razón de ser en la religión. La inspiración, para un enorme número de artistas, es su Dios. El músico Nick Cave, líder del grupo The Bad Seeds, se refirió a este nexo entre inspiración y religión en una conferencia en Viena: “Mi primera motivación como artista sigue siendo hacer realidad a Dios a través de las canciones de amor”. Rupi Kaur, poeta indo-canadiense, logró fusionar la belleza de su credo con el empoderamiento femenino, la deconstrucción del amor romántico y la lucha contra el racismo, frecuentemente causas atacadas por otras religiones, como la iglesia católica.

La joven poeta nació en el estado hindú de Punyab. Su familia, practicante del Sijismo, debió emigrar a Canadá cuando ella tenía 4 años, como consecuencia de la violencia que embestía a su tierra natal y el deseo materno de oportunidades para sus hijas. Cuando era pequeña, Kaur recuerda no comprender el idioma de su nuevo hogar, por lo que su madre le enseñó a pintar y dibujar como forma de comunicarse con otros niños. “Dibuja tu corazón”, dijo su madre poniendo un pincel en sus manos. Ella no lo sabía en su momento, pero de alguna manera eso fue el comienzo de todo.

Leona y princesa

Las mujeres sijes llevan por segundo nombre “Kaur”, que significa “princesa”. Los varones en cambio, llevan por segundo nombre “Singh”, que significa “león”. Más allá de aquel detalle etimológico, el Sijismo contempla a todos los seres humanos como iguales, independientemente de su color de piel y su sexo, pero la poesía de Kaur busca manifestar que la mujer moderna es princesa y leona.

Sin temor a incomodar y con ese mismo objetivo, Rupi Kaur comenzó a publicar sus obras en la red social Instagram, en el año 2013. Pero no fue sino hasta el 2015 que, a partir de la publicación de un ensayo fotográfico titulado Período, donde se exponían escenas cotidianas de la menstruación, que logró crearse su lugar dentro del feminismo. La propia red social Instagram censuró la publicación hecha por Rupi y su hermana Prabh, demostrando así lo que la joven poeta buscaba. “Mi trabajo fue creado para criticar”, declaró Kaur en ese entonces. Tras este episodio, sus seguidores accionaron en contra de la medida tomada por Instagram, quien debió eliminar la censura hecha previamente a la obra de las hermanas Kaur.

Subversiva e incorrecta, Rupi “princesa” logró poner el foco en la negación colectiva efectuada sobre el dolor y la dificultad de ser mujer. Valiente cual leona, se enfrentó a la opinión pública logrando el apoyo de toda una generación en busca de actos insurgentes.

Sorora y rupturista

Manteniéndose leal a su feminismo, Kaur plantea una idea de amor basado primeramente en el amor propio. Para ella, si no nos amamos a nosotros mismos no hay amor “bueno” posible. Su sinceridad destruye las bases del “amor romántico” que atormenta a las mujeres modernas y les ofrece una alternativa más sana e independiente.

Su poesía también abraza la hermandad entre mujeres. La poeta reconoce que su éxito se debe en parte a la aceptación y acompañamiento que miles de mujeres le brindaron al publicar sus obras. Además, varios de sus versos apuntan a la crianza de niñas fuertes y autosuficientes. Rechaza la educación basada en la ira, la violencia y el maltrato enmascarado en cariño, con el argumento de que esto lleva a las niñas a tener relaciones violentas cuando crecen.

Cuando le preguntaron si su poesía era feminista, Kaur respondió: “Es feminista porque es para todos”. Esa sencillez para explicar el feminismo y su arte la traslada a sus poemas, en los cuales dilucida temas complejos como el dolor, el desamor y la soledad.

Minúscula y punto

Una de las características más peculiares de los poemas escritos por Rupi Kaur es la inexistencia de mayúsculas y el punto seguido como único signo de puntuación. Esto se debe a que en su idioma natal Punjabi se utiliza el alfabeto Gurmukhi, el cual sólo tiene letras minúsculas y emplea exclusivamente el punto seguido. De esta forma, la poeta construye un puente, una forma de mantenerse fiel a sus raíces a través de su escritura. Con la simpleza que la define, se justificó explicando que “hay algunas cosas en este mundo que son tan infinitas que jamás podría usar un punto final”.

Un poco de leche y miel

El 4 de noviembre de 2014, Rupi Kaur publicó su primer libro titulado Milk and Honey. El título se entrelaza con una tradición de Punyab: sanar con leche o miel, mezcladas con alguna especia. Con 204 páginas y con el logro de mantenerse en la lista de Best Seller del New York Times por más de 77 semanas, la joven poeta nos regala sus poemas e ilustraciones que con suavidad y sencillez, nos llevan a través de la herida, el amar, la ruptura y la sanación en cuatro capítulos. Actualmente, Kaur cuenta con otro libro más publicado en 2017, The Sun and Her Flowers. Con sólo 26 años, logró ser una de las mujeres más influyentes en las redes sociales y la poesía contemporánea, siendo sus poemas de los más viralizados a nivel internacional. Su mensaje de amor, libertad y empoderamiento se tornó un sincericidio imposible de censurar.

Rupi Kaur, author of Milk and Honey

Últimos posts

Mareas mutantes

Nominada al Oscar a Mejor Documental, ganadora del Independent Spirit Award y premiada en el…

Prohibido morir aquí

Vejez, lazos familiares y relaciones afectivas plasmados en este libro escrito por la autora Elizabeth…

Seguinos en Twitter

Invitanos un cafecito

Nos va a ayudar a seguir escribiendo